Encuentro con el Lobo en el Llagu Milla

Un día del mes de junio, hace algunos años, tenía claro aquel destino… el Llagu Milla, un paraje a mitad de camino, entre el Picu La Tabierna y el Picu Torres. Los venados se mostraban inquietos con mi presencia pero ya se acercaba la noche y decidieron calmarse y aceptar mi compañía. Las estrellas relucían y me concedieron un plácido sueño. Al amanecer el Lobo me dio los buenos días. Su presencia tan cercana me inquietó al principio, pero en apenas un instante comprendí que los dos habitamos en un mismo lugar, bajo un mismo techo. Así nació Lobo Nómada, encuentros con la fauna salvaje.

Jayo

 

About Author

admin

Deja una respuesta